¡Muy bien, campeón!



Y no os creáis. Lo curioso del caso es que esta vez lo han pillado. Normalmente los jefes de Prensa hacen estas cosas en rincones apartados, en despachos bien protegidos o en silencio, sin amenazas.

Bueno, vale. Seamos justos. Hay excepciones. Pocas. Pero haylas.

Si puedo, moriré sin haber sido jefe de Prensa de nadie. Trabajaré para poder.

4 comentarios:

Titajú dijo...

En realidad, creo que todos los jefes son iguales, sean de prensa o no, ¿no? ¡Ah!, ¿No? Pues vaya.

Xotengo dijo...

Ajjjjjj

Sin Ánimo de Nada dijo...

Bastardo. Menudo hijo de puta... Suerte que gracias a su torpeza se le habrá caído ya el pelo...

Xotengo dijo...

Ya es famoso este nacho

http://www.xornalgalicia.com/index.php?name=News&file=article&sid=57968