¡¡Vámonos!!

Diecinueve días...

Me la han reiniciado. Cada vez procesaba más lento y se colgaba más. Sus aplicaciones no respondían.
Ahora ha recuperado la mala leche que tanto me gusta, las ganas de vivir y las caricias. Le sobraba, por lo visto, un pedazo de circuito.
Mi casa, mi cama, mis perros y mi gente nos esperan. Nos queda por delante mucho por compartir...

Y quinientas noches.

4 comentarios:

Xotengo dijo...

Túzaro, lo mejor de tener que formatear a la pareja es que después del pesado proceso, ésta sale reforzada. No hay como pasarlo mal para quererse, si cabe, un poco más.
Ahora todo funcionará de miedo, pero cúidala bien, no metáis programas de terceros, no tentéis programas de pruebas, utilizar solo lo imprescindible para que la pareja funcione.
Aun así, ya sabes que el sistema operativo volverá a ralentizarse y volveréis a tener síntomas de mal funcionamiento. Cuando sea así, volver a formatear, pero esa vez que sea en un sitio que conozco yo allá por las sheishleheleilles (Caribe), que los formateos del CHUC son de bajo nivel.

Titajú dijo...

Claro que sí.
No hay como un buen formateo para salir renovado.
díselo al Ave fénix, y dímelo a mi.
Tengo encima 17 operaciones, y la que me quedarán, moreno.
(Y después de 17 operaciones, la mala leche llega a ser exquisita).

peter pan dijo...

Enhorabuena.
Aprovechad las quinientas noches, que el mundo se acaba.

Tanya dijo...

Me alegro muchísimo de que ya os vayais para casita. Ahora a disfrutar de lo que queda de vacaciones y recurperarse.
Muchos besos para los dos y por cierto, se me ha caido alguna que otra lagrimita con lo que has escrito sobre mi. ¡¡Eres un solete!!
Más besos