El Bocas

Todos los que pasan por una vida dejan su huella. Algunas imborrables. Otras se las lleva la primera brisa. Me acaban de dejar encima de la mesa esta postal con mensaje. Yo lo había bautizado como 'El Bocas' cuando habitaba en otra mesa.

"Tú mismo debes ser el cambio que desees ver en este mundo".

Bienvenido, Bocas. Te vas a quedar ahí, mirándome. Esta huella no la quiero borrar, por más que el pisotón me haya dolido. Mucho.

5 comentarios:

Xotengo dijo...

Ummm, ten cuidado con esas fotografías en las que sale el monitor detrás. En este caso has tenido suerte y sale la agencia f y tal vez un audio de una entrevista, pero ummm, ¡¡Si te pilla un rato antes...!!

Mucha suerte a la ex-dueña de esa fotografía. No tengo la menor duda de que la tendrá. Aunque no creo en Dios, el que siembra siempre recoge.

Sonriamos pues.

PMM dijo...

Buena frase. Y por cierto, me ha emocionado ver esa figurita que tienes junto al monitor, porque yo tengo una igual, (no debajo del moniot, en mi casa, claro, guardadita) desde que a los 14 años hice una colección para colocar en una casitas que se colgaban en la pared.

PMM dijo...

Monitor, no moniot. Pero la culpa siempre, siempre, es del teclado ¡eh!

Titajú dijo...

Paciencia, hijo mío, paciencia.
Los baños de espuma ayudan mucho, y dicen que el vudú, también.

Tanya dijo...

Otra vez has hecho que se me escapase una lagrimita.
Por detalles como éste es por lo que has logrado un lugar muy especial en mi lista de amigos, pero los de verdad.
Ah! y vete olvidando de lo de borrarme de tu vida, no te lo permitiré... vais listos si pensais que os vais a deshacer de mi tan facilmente.

Muchas gracias, no por lo que has escrito sino por ser como eres y permitirme conocerte.

El Bocas (jejeje)