Miembro tocado


En aquel entonces no sabía de qué se reía. Ahora lo he descubierto:
Me toca ser miembro de una mesa electoral.

Que no es lo mismo que:
Ser de una mesa electoral me toca el miembro.

Bueno, sí. Es lo mismo.

El autor de este humilde blog quiere agradecer a Isabel García Vila, a Henrique Tello y a Obdulia Taboadela por haber manoseado justo mis bolas. A Javier Losada, por presidir el sorteo. A Franco, por haberse muerto. A Arias Navarro, por sus orejas. A los Padres de la Patria... y a la madre que los parió. A Tejero, por idiota. Al Rey, por echarle huevos. Al que inventó Europa. Y en general, a todos lo que han hecho posible que el próximo día 7 me tenga que pasar doce horas, doce, mirando a la urna en aras de la Democracia.

4 comentarios:

Titajú dijo...

¿Te ha tocado pringar?
¡Pobre!

Xotengo dijo...

Mi más sentido pésame. JA, JA, JA, JA.
Pero es que.....
JA, JA,JA,JA, JA.
Si es que....
JO, JO, JO, JO.....

Titajú dijo...

Tranquilo, Túzaro, que quedan muuuuchas elecciones por delante, y ¡ya caerá, ya!

Matapollos dijo...

A mí, abstencionista convencida, siempre me tocan también.
Por mi parte (nunca mejor dicho) conseguí librarme una vez por estar recién parida.
Un consejo: si quieres librarte preséntate bien borracho.