Mono de fútbol

Me gusta el fútbol. Todo comenzó cuando los curas nos llevaban a Lateral de Tribuna a sufrir contra la Cultural Leonesa. Eran tiempos difíciles en los que el fútbol de verdad venía en verano, cuando el Madrid de García Remón, San José, Camacho, Benito, Pirri, Ángel, Del Bosque, Stielike, Juanito, Santillana y Cunningham se plantaba en el Teresa Herrera.

Luego llegaron los tiempos de Especial de Niños. Las lágrimas ante el Tenerife. De Riazor al Chaston. A las 22.15 te echaban fuera, te metías una tapa de ensaladilla en O Mascoto y para casa.

Empecé a trabajar. El ascenso ante el Murcia me tocó vivirlo en la banda con un micrófono en la mano. Josu, Djukic, Sabin Bilbao, Albistegi, Lasarte, Aspiazu, Villa, Jose Ramon, Stoja, Fran y Gil. Tuve que contar cómo ardía Preferencia y fui el primero en meterle la alcachofa a Arsenio cuando al fin llegó el fin.

No lo debía hacer del todo mal, porque años más tarde empecé a viajar. Yo me mojé en el 95 en el Bernabéu. Aquella primera Copa es de las que no se olvidan. Alfredo, tronco, tu gol nos hizo grandes.

Yo veía partidos que nadie en Coruña veía. Cuando no había PPV y sólo un puñado de privilegiados disfrutábamos de Bebeto, de Claudio o de Rivaldo en campos como Atocha, Las Gaunas, la carretera de Sarriá o El Parque de los Príncipes. Y encima me pagaban.

¿Y ahora qué? Me gusta el fútbol. Me gusta hundirme en el sofá y ver al Barça calzándole cinco al Almería, o escuchar a los de la radio gritar hasta ocho goles en el Villarreal-Atleti.

Pero tengo envidia. Coruña estuvo este fin de semana abarrotada de asturianos. Me los imagino celebrándolo en Otur, en Casa Consuelo. 0-3. Menudo festín.

Lo malo de todo esto es que el fútbol es un deporte de fieles. Cambiamos de banco, de trabajo, de esposa, de corte de pelo, de piso, de hipoteca, de colonia... Pero nunca cambiamos de equipo.

Lo malo (o lo bueno, vete a saber) es que seguiré siendo del Depor hasta la muerte, por más que últimamente tenga mono de fútbol.

12 comentarios:

Xotengo dijo...

Puede que te interese esto T.:

http://ourizo.blogspot.com/2008/10/deportivo-0-3-sporting.html

Por cierto, a mi no me gusta el futbol.

PMM dijo...

Pues a mi tampoco es que me ilusione demasiado el fútbol, pero tiene un no se qué ver ganar al equipo de tu ciudad natal, en la ciudad dónde vives. Así que soy deportivista, además, hija de un deportivista recalcitrante, co-autor de un libro sobre el Deportivo, y ése sí que echa de menos el fútbol.

Titajú dijo...

Me tragué un Madrid Barcelona en el Bernabéu, y sólo podía pensar en mis pobrecitos y congelados pies.
Odio el fútbol.
Es un rollo.

Sin Ánimo de Nada dijo...

Eso es. No se elige. No importa lo que ocurra, lo que digan, lo que juzguen. No importa que aún haya gente comop Xotengo que mezcle fútbol con peleas antes de un partido. En realidad, no importa nada. Un equipo se siente, no se elige. Y es incurable.

Xotengo dijo...

Yo no he mezclado nada con nada, simplemente le transmitía una información a Túzaro.

Túzaro dijo...

Nacho, te presento a Cristóbal. Cristóbal, te presento a Nacho. Uno forofo. El otro agnóstico balompédico. Los dos, buenos amigos.

No os peleéis. Habláis distinto idioma. Los dos tenéis vuestra parte de razón. Es cuestión de puntos de vista.

Vamos, que no quiero malos rollos aquí, ¿entendido?

Sin Ánimo de Nada dijo...

Hola Cristóbal. Encantado. No era mi intención discutir, sólo debatir un poquillo. De todas formas, si te has sentido ofendido por mi comentario, te pido disculpas por ello. Es que soy un poco vehemente con el blanco y azul. No me tomes demasiado en serio. Túzaro nunca lo hace y por eso nos llevamos bien.

Un abrazo.

Xotengo dijo...

No había meditado sobre ello, pero ya que sale el tema, SI que hay una relación DIRECTA entre violencia (en el sentido amplio de la palabra) y futbol.

Veamos varias expresiones típicas de los periodistas:

Caldeó el ambiente, fusiló la meta, arrasaron al contrario, destrozaron el marcador, bombardearon la portería contraria, defenestraron las ansias del contrario...

Veamos varias expresiones típicas de los aficionados:

Hijo de puuuutaaaa, cabrooon, eeeeeeeeeee, CABRÓN. Mamoooooneeees.... Incluso a los de su equipo: BURROOOOOO, no tienes ni puta ideaaaaa, maricaaaa, éntrale duro....

Veamos expresiones típicas de los entrenadores: pisálo..., al enemigo ni agua..., macharcarlos, que nos coman los cojones al final del partido...

Veamos expresiones típicas de los jugadores en el campo, entre ellos: Me voy a tirar a tu hermana, ¿Qué tal tu madre y mis hijos?, jódete....

Por lo demás, si eres un blandito en el futbol no triunfas, tienes que ser duro con el contrario....

Luego, la violencia en las calles es una consecuencia lógica de lo que es el futbol: VIOLENCIA.

Túzaro dijo...

Toma debate.

Xotengo dijo...

Veo que lo has pillado Túzaro, son muchos los que pretenden entrar en el campo con un bate para luego sacudir a los aficionados del otro equipo al grito de

¡¡TOMA DEL BATE!!

pmm dijo...

Túzaro, se ve que en el fondo no tienes mal carácter. Gracias por querer estar atento a lo que escribo. Y por cierto, yo también he tomado muchas tapas de ensaladilla en O Mascoto.

Túzaro dijo...

Faltaría más.