Plenaco

Una vez al mes sufro el castigo. Siempre es un lunes. Siempre a las 9:30. Casi siempre, el primero del mes. Una vez al mes toca Pleno municipal.

Es la única ocasión de ver en acción a los 27 coruñeses que nos representan a los 244.361 restantes. Sí. A tí también. Te apuesto un puñado de Lacasitos a que no eres capaz de nombrar a siete. Venga. Sólo es la tercera parte. A alguno habrás votado.


Es un aburrimiento. El último duró tres horas. Propongo que los Plenos sean como la Fórmula Uno. Dos horas y se acabó. Debería estar recogido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Los Plenos son largos, tediosos, monótonos y predecibles. Pero por encima de todo, son vacíos. Rara vez se debate algo de lo que realmente nos preocupa a todos.

Jamás he oído en un pleno frases como: "Perdón, me he equivocado", "Tiene usted razón, señor que se sienta en el lado contrario al mío", "No opino sobre lo que se está debatiendo porque no es de mi interés"...

¿Te puedes creer que en el último Pleno nadie propuso hablar de lo mal que huele el agua?

4 comentarios:

Matapollos dijo...

Buff... Es mucho más entretenido ver Pocoyó.

¿Para que nombrar a siete o a setenta?
¡Qué más da cómo se llamen...!

Yo les pongo a todos el mismo nombre. ¿Lo digo? ;-)

PMM dijo...

Pues a lo mejor soy un bicho raro , pero siete creo que sí me sé. Empezando por el alcalde Javier Losada le siguen Tello, Marón, González Garcés, Bravo, Barcón, Cardador, Nogueira, López-Rico, Taboadela y si me pongo seguro que me salen más. Y eso teniendo en cuenta que en las últimas elecciones municipales no voté aninguno de estos porque ejercí mi voto en Tres Cantos (Madrid), donde por cierto las cosas estaban mucho peor que aquí.
Pero es que a mí me gusta saber quien decide las cosas en dónde vivo.

Túzaro dijo...

Te debo una de Lacasitos. ¿Alguno más?

Titajú dijo...

Nombres, te puedo dar unos cuantos, pero todo son lo mismo, como dice Matapollos. Son "los mismos perros con diferentes collares".
Desde que los vi en este mismo blog todos sonrientes, todos amiguísimos, y felices por estar en un sitio que debería ser un monumento al dolor, los he borrado de mi lista de pensamientos.
Ya no les dedico ni mis momentos de vudú.
Y por los lacasitos no vale la pena molestarme, so cutre.
¿Qué pasa? ¿ Ya no se fabrica el choclolate "Valor"?