Ella



Ella nunca ha venido por aquí.
Ella pasa de los ordenadores.
Ella me mira y sonrie.
Ella siempre está ahí.

Por eso, esta noche, cuando llegue, voy a enganchar la guitarra y se la voy a cantar.

Y que me perdone Francis Cabrel, pero necesito cantársela

4 comentarios:

Titajú dijo...

Como si nada, la quiero a morir...
¿Podemos cantarla a dúo?
Es que me encanta.

pmm dijo...

Pues harás muy bien. El mundo, la gente, las personas, necesitan, necesitamos un poco de romanticismo, eso sí, del bueno.

Tanya dijo...

Sencillamente preciosa. La música, la letra y sobre todo que quieras cantársela a ella.
A ver si al final va a resultar que eres un romántico.

Xotengo dijo...

¿Ella? ¿La empanada?
No caigo.